1. Somos
    1. es
    2. en

La Dama de Elche fue encontrada a unos pocos kilómetros de la ciudad, en el campo de la Alcudia, el 4 de Agosto de 1897. 14 días después fue vendida al Museo del Louvre por 5200 pesetas. El día 30 del mismo mes salía de Elche en dirección a Paris. Actualmente, después de su recuperación por parte del gobierno español, es una de las piezas estrella del Museo Arqueológico Nacional.

El cartel que anuncia la salida hacia Elche desde la A-31 nos da una idea bastante precisa de lo que nos espera en la ciudad. Sol, palmeras y... Damas de Elche. En plural, porque hay muchas, muchísimas reproducciones de esta escultura única en su género.

En principio a nadie le sorprende excesivamente esta sobreabundancia. Y sin embargo es insólito. No hay muchos ejemplos similares en otros lugares de España. ¿Por qué? Responder a esta pregunta es lo que me ha llevado a hacer este proyecto. Hacer fotografía documental es como fabricar un rompecabezas cuyas piezas, al ser ordenadas, nos permiten entender mejor el mundo que nos rodea.

En el caso que nos ocupa hay varias respuestas a la pregunta. El origen posiblemente tenga que ver con el expolio. Casi desde el mismo momento en que la Dama de Elche se vendió al Louvre el pueblo ilicitano reclama que le sea devuelta. Una forma de reivindicar que la Dama pertenece a Elche es la colocación en espacios públicos de reproducciones de la misma. Es una manera bastante eficaz de mantener viva esta idea.

Por otro lado, la Dama reúne todas las condiciones para convertirse en icono. El Palmeral es único en Europa, sí, pero hay más palmerales en el mundo. El Misteri es un bien inmaterial y por tanto difícil de sintetizar en una sola imagen. Sin embargo la Dama es un busto absolutamente singular. No existe nada parecido en el mundo. Y además lleva el nombre de la ciudad asociado a él desde el año de su descubrimiento.

Una vez que la Dama se convierte en el símbolo de la ciudad empieza a ser utilizado como sinónimo mismo de Elche. Así, queda clara cuál es la prodecencia de los productos que vende una empresa cuyo logotipo es una representación de la Dama de Elche. Incluso los ilicitanos la utilizan para dar muestra inequívoca de su origen y pertenencia a una comunidad. La Dama es un objeto que ha sido capaz de dotar de identidad a un pueblo entero.

Finalmente la representación casi ha sustituido a la Dama real. Se ha convertido en algo tan importante para el pueblo ilicitano como la original. Yo mismo, en el tiempo que he estado fotografiando Damas por toda la región, he llegado a olvidar cómo es la de verdad.

0-46-20151121
Diseñado y desarrollado por Julio César González